Sin precio de reserva

Luis Enrique Cuéllar

Frente a la cafetería de Susana se encontraba la agencia de viajes más antigua de la ciudad. Para ella ese lugar tenía un halo de misterio. Era de fachada pintoresca, pero poca gente lo visitaba. Parecía olvidado por el tiempo.

Un día sucumbió a su encanto y entró. 

El diminuto local apenas contaba con pluma, tintero y panfletos amarillentos. Las paredes exhibían algunos carteles. La encargada era una hermosa mujer de ojos azules. Ostentaba una blusa ajustada con gorguera, mangas pagoda y una falda larga con crinolina.

Susana pidió recomendaciones para un viaje inolvidable. Como respuesta recibió una sonrisa retorcida. Un chasquido de dedos hizo que del techo brotara petróleo pestilente y ácido que disolvió toda la agencia. En su lugar quedó una jaula rodeada por hombres vestidos de traje de tres piezas con levita, barba y sombrero de copa. También estaban algunas mujeres elegantes, idénticas a la encargada.

Susana vio con terror cómo tres cuervos la despojaban de sus ropas y la apresaban con grilletes alrededor de manos, pies y cuello. Entonces la encargada tomó un látigo y comenzó a golpearla sin piedad. 

—Me darán mucho por ti —afirmó. 

Las pujas comenzaron.

 

Semblanza del autor:

Escritor xalapeño. Su obra explora la fantasía, la ciencia ficción, el terror y otros géneros especulativos. Sus cuentos han sido publicados en revistas como Penumbria, Papeles de la Mancuspia o Iguales Revista. Además, cuenta con su blog: luis-enrique-cuellar.blogspot.com